14 oct. 2011

Lo hacen aca y te lo muestra

Miren a este pobre chabon que se encontro con una desagradable sorpresa al regresar a su depto despues de su viaje:




Y ahora un valioso texto para interiorizarnos:

 CONSEJOS PARA EL CORNUDO
"Distinguido caballero:

Leí tu carta y realmente me solidarizo ante la infamia de la humanidad, la injusticia del planeta y la ingratitud de la vida. Saber que estás raspando el techo, viajando en moto porque no cabes en tu carro, sin poder usar sobrero y siendo pararrayos ambulante por tu condición de cornudo solo me produce tristeza. No te enfades por los gritos de la ignorancia. Te dicen '¡cornudo!' porque son testigos de tu cornamenta. Me preguntas qué hacer en tan conflictiva posición.

No seas estúpido matando a tu mujer. No existe el crimen perfecto y en algún momento terminarás tras las rejas de esta vida o la que sigue...

Todo tiene su truco y puedes salir ganando si tomas al toro por los cuernos.

Primer punto: Recuerda que tu principal problema es el martirio de la opinión pública. En vez de hablar mal de tu ex o descargar la ira con violencia debes hacerte la víctima. Si haces una estupidez, aparte de cornudo, serás convicto... y eso acabará con tu vida y todos sabrán que sos cornudo-convicto.... una combinación fatal.

Mejor deprímete. No te afeites, no comas y dúchate escasamente. Deja que ella quede mal ante el prójimo, tú eres un gran hombre y ella no te supo valorar. Muchas mujeres tienen misiones redentoras y eso mitigará los daños sufridos.

Segundo punto: No me quedó claro en tu extensa carta si eres soltero o casado. Si es lo segundo presenta la demanda de divorcio. No faltarán testigos para apoyarte contra la cornamentadora. Saldrás airoso con los bienes que pagaste. No tendrás que dejar tu casa, carro y cama para que el tipo más guapo que tú la use.

Tercer punto: Al mes de haber sido testigo presencial del bochornoso episodio inicia el tiempo de dejar atrás. Deja de martirizarte con los gemidos que te recibieron el día que llegaste a tu casa más temprano, con la posición con que él la arremetía que la hacía borrar las rayitas del colchón con los talones, con la lujuría que se entregaba en la cama en la que tú inocentemente dormías. El pasado es pasado. Deja de compararte. Tú no 'calzas' menos que él; convéncete que fue el ángulo incómodo que te proveía el hoyo de la cerradura, tú no eres más feo; simplemente sos diferente. Sí, ella se equivocó. Tira el disco de Arjona y deja de escuchar una y otra vez 'por qué es tan cruel el amor'. Comportate como hombre... de lo contrario te va a pasar otra vez.

Cuarto punto: Ni ella está valorando buscarte ni él sufrirá el accidente que tanto le deseas. Sigue con tu vida. Ahora sí: matriculate en el gimnasio para que dejes de dar asco, afeitate para dejar a los piojos sin morada y compra calzoncillos nuevos porque la combinación manchas-huecos es contrario a los nuevos objetivos.

Quinto punto: Finge que comes del retrete. Ya nadie quiere escucharte, si te vuelves a quejar van a pensar que fue tu culpa. Cuando te pregunten por ella di una frase digna de un libro de superación personal - Me encuentro mejor porque estoy descubriendo un nuevo mundo de oportunidades - también puedes decir - Las crisis son momentos en la vida que te permiten saber qué tan fuerte eres y quiénes son tus verdaderos amigos. Luego vas al baño y lloras. No en público.

Sexto punto: Si la ves no la sigas con la mirada ni le busques defectos a quien te hizo el gol en posición prohibida. Eso te evindenciará. No seas loser. Haste el interesante, eleva el valor de tus acciones en el mercado del amor, finge que no la viste, que no la recuerdas, sigue haciendo lo que haces. Practicamente ni sabes quién es ella.

Sétimo punto: Ya nadie se acuerda de lo que te pasó y eso te alivia. Ya es hora que empieces a buscar pareja. Si no lo haces es porque tienes alta probabilidad de ser puñal y solo falta que digas que has descubierto en ti un mundo que no conocías. De ser así no vuelvas a escribirme para pedir consejo. Escribo solo para caballeros confundidos por el calor de la correcta pasión y eso excluye a quienes disfrutan los besos en la nuca.
Sigue leyendo mi columna. Se despide tu amigo: El Negro Sabrosón.

PS. El sétimo punto si es una indirecta porque tus comentarios sobre mi foto me parecieron poco varoniles".