27 jul. 2012

Dark Knight Rises review

The Dark Knight Rises: Review



Puntaje final: 8,50

Voy a tratar de mantener esta crítica lo más alejado posible de spoilers así no le arruino nada a nadie. Ni qué decir igualmente, que si querés ir ciego y sin pre-conceptos a ver la peli, mejor esperá a verla para leer esto.


El hype:
Siempre dije que es muy difícil que una película con tanta expectativa, generada por la genial Dark Knight de 2008, pueda cumplir con las mismas en la audiencia. Pensando siempre eso, traté de ir a ver la película con la mayor tranquilidad posible y tratando de eliminar de mi mente la anterior y así ver esta con ojos independientes y compararla lo menos posible. Dicho esto, cuando la fila comenzó a avanzar para entrar a la sala, cuando me senté en la butaca, y cuando empezaron los títulos iniciales y se hizo un silencio enorme en la sala, sentí que estaba ante un evento de magnitudes únicas y me sentía como un nene chiquito que está por subir a su primera montaña rusa. O un nene más grandecito que está por ponerla por primera vez. Y entonces entendí que evitar las comparaciones iba a ser imposible, al menos para mí.



El argumento:
Para una película de superhéroes común, el argumento es muy bueno. Pero visto desde la perspectiva Nolan, y con las anteriores películas como base para medir esto, queda un poco corto. Sobre todo porque hay ciertos agujeros argumentales que quedan sin explicación, lo cual para mí no tiene nada de malo en cualquier otra película pochoclera (como Avengers o Spider-man), pero que en la profundidad, el realismo y perfección de Nolan sí quedan muy evidentes y como algo que es imposible de pasar por alto. Argumentalmente Batman Inicia y Dark Knight son muy sólidas, casi sin errores. En esta dejan bastante a la imaginación del espectador o a dar por sentado situaciones inverosímiles, poco frecuente en las dos anteriores.
Lo que sí me gustó bastante es el paralelismo que traza con la crisis económica y social actual del mundo, aunque a mí parecer lo trabaja demasiado tangencialmente y sin ahondar demasiado en el asunto. De cualquier forma, para una película de superhéroes, este nivel de mensaje y profundidad no ha sido visto antes, a excepción justamente de Batman Begins.
Otra cosa que le faltó un poco a esta película es la dosis de sorpresa, y la espectacularidad de escenas que tuvieron las anteriores. En cuanto a lo primero, es como que Nolan decide ir por caminos más seguros, desarrollando un argumento medianamente previsible y las pocas sorpresas que esconde la película se las deja todas para el final, el cual sí está muy logrado, aunque sea algo trillado. La montaña rusa de Dark Knight, constantemente cambiante, no está presente aquí, es más similar a Batman Begins en ese sentido.
En cuanto a lo segundo, la primera escena de apertura es muy buena, y la más espectacular de toda la película, pero aún así queda corta comparándola con el robo del banco de Dark Knight. Por consiguiente, nada se le acerca al vuelco del camión de Dark Knight, o a la persecución de autos increíble de Batman Begins. ATENCIÓN, SPOILER A CONTINUACIÓN! Sí es cierto que la voladura del estadio y de los puentes es visualmente impactante, pero al ser exclusivamente conseguido a través de CGI, le quita el gustito a novedoso que tuvieron justamente las dos escenas descriptas de Dark Knight y Batman Begins, en donde no hubo CGI en la elaboración de las mismas.



El ritmo:
Dark Knight tiene un ritmo frenético. Te tiene al borde de la silla todo el tiempo, con un Joker caótico y demencial que a cada segundo cambia su plan y tiene a Batman y a la ciudad peleando por acomodarse a tiempo a las nuevas situaciones planteadas. Eso es lo que a mí más me gustó de esa película, aunque los detractores de la misma lo den como un punto en contra. Ese frenesí está totalmente ausente en esta nueva entrega, es un paso más cansino, más estudiado. Más parecido a Batman Begins. E incluso hasta más lento, dada la extensión de la película (168 minutos) y a lo innecesariamente largo del comienzo para establecer este nuevo mundo 8 años después de Dark Knight. Recién cobra un ritmo más acelerado en la última media hora, pero aún así tiene que lidiar con la lentitud anterior, y es incomparable al ritmo que tiene Dark Knight en toda su longitud y a la segunda mitad de Batman Begins. Hubiera estado bueno recortarle unos 15 minutos a la película y ver cómo aceleraban el proceso con esa duración.




La edición:
Mi amigo José, a punto de recibirse de cineasta, y muchos críticos han dicho que la película está muy mal editada. Me permito disentir con ellos, a pesar de no tener los conocimientos técnicos y teóricos que ellos sí tienen. Las escenas de pelea, de las cuales hay en mucha mayor cantidad que las anteriores Batman, están mejor que nunca, aún cuando Nolan insiste en planos cortos. Esto está hecho a propósito y es para darle un sentido de brutalidad a las peleas, a mí me gusta el efecto que genera. La unión entre escenas no es tan llevadera como en Dark Knight, pero sigue siendo buena, con lo cual no veo cuál es el problema al que apuntan los que dicen que está mal editada.



Los personajes:
Aquí sí hay un punto muy alto en la producción. En cuanto a las actuaciones, a excepción del Joker de Heath Ledger, todos los actores tienen su punto más alto en esta película. Bane es muy bueno, Anne Hathaway en el papel de Catwoman es absolutamente perfecto, Christian Bale, Michael Caine y Gary Oldman están sublimes. Quizá el único que está un poco debajo de las anteriores es Morgan Freeman. Joseph Gordon Levitt también aporta un gran rol a la película. Y los personajes son muy profundos, con muchas facetas, con motivaciones claras pero reales, muy alejado de la norma en película de superhéroes, pero a lo que Nolan nos tiene acostumbrado. En este sentido, es un punto muy destacable, y hasta diría es la mejor de las tres. Los diálogos también son muy buenos, aunque tendría que verla de nuevo para poder decidir si son tan buenos como los de Dark Knight.


Conclusión:
Si bien era sabido que iba a ser muy difícil para esta película superar la casi perfección de Dark Knight, aún cuando en particular yo albergaba una mínima esperanza de que Nolan se sacara un as de la manga, es una película muy buena, que quizás no satisfaga la expectativa de millones de fans en el mundo, pero que concluye de una manera muy convincente el arco de las tres películas, especialmente porque el final de esta en particular es su punto más alto y deja la sensación de que la trilogía es histórica y debiera entrar en la historia del cine como una de las mejores jamás realizadas. Es cierto que a mi parecer es la "menos mejor" de las tres, pero como digo aún así cumple, y si bien no tiene el efecto "wow" de la segunda, y la sorpresa de la primera, satisface en dar una conclusión consistente con la trilogía en su totalidad.

0 garcaron este post: